viernes, 29 de mayo de 2009

Singing a lullaby to sleep

..porque, en días como hoy, parece que lo mejor es no levantarse de la cama. Y, a lo mejor, mañana tampoco me levanto. O a lo mejor sí, que ya estoy cansada de autocompadecerme.




(Pero hoy, y sólo hoy, hubiera vendido mi alma por un abrazo tuyo)-.

jueves, 28 de mayo de 2009

A propósito del Barça

Harta de que, en este país, se dediquen 10 minutos de los informativos al fútbol (y no sólo dentro de la sección de Deportes) e, incluso, se abran los informativos con fútbol (en más de un medio y una cadena). Harta, también, de que parezca que no existe otro deporte, cuando tenemos muy buenos atletas en otros campos a los que apenas se da importancia.
Pero, sobre todo, estoy harta de que en este maldito país, lo único capaz de mover masas sean 22 tíos que, por dar patadas a un trozo de cuero, ganan una millonada (en plena crisis y con un desempleo del 17,4%, di que sí).
Porque el Presidente del Gobierno habló ayer diez minutos por la radio, pero no habló sobre las Elecciones Europeas, ni sobre la recesión económica, ni sobre la gripe A. No. Habló sobre el tema más importante de todos: la alineación del partido Barça-Manchester.
Porque, al fin y al cabo, eso es lo que de verdad importa.



martes, 26 de mayo de 2009

""Dormir""

Extraño, como un pato en el Manzanares. Torpe, como un suicida sin vocación. Absurdo, como un belga por soleares. Vacío, como una isla sin Robinson. Oscuro como un túnel sin tren expreso, negro como los ángeles de Machín, febril como la carta de amor de un preso. Perdido, como un quinto en día de permiso, como un santo sin paraíso, como el ojo del maniquí. Huraño, como un dandy con lamparones, como un barco sin polizones. Más triste que un torero al otro lado del telón de acero. Vencido como un viejo que pierde al tute, lascivo como el beso del coronel, furtivo como el Lute (cuando era el Lute), inquieto como un párroco en un burdel. Errante, como un taxi por el desierto. Quemado como el cielo de Chernóbil. Solo como un poeta en el aeropuerto. Inútil, como un sello por triplicado, como el semen de los ahorcados, como el libro del porvenir. Violento, como un niño sin cumpleaños, como el perfume del desengaño. Amargo como el vino del exiliado, como el domingo del jubilado, como una boda por lo civil. Macabro, como el vientre de los misiles, como un pájaro en un desfile..

domingo, 24 de mayo de 2009

Looking for Tiffany's



-¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?
-¿Color rojo? Querrá decir negro..
-No, se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué..



(Old dream maker, you heart breaker, wherever you're going, I'm going your way)